Cuatro preguntas sobre la ley de Segunda Oportunidad

Explicación de la ley

Conocida como la “Ley de Segunda Oportunidad”, entró en vigor en el año 2015 una modificación de la ley concursal que permite reestructurar o liquidar las deudas a toda aquella persona física, jurídica o empresario que no pueda afrontar sus pagos, cumpliendo una serie de requisitos de los que nuestros abogados te informarán de manera precisa y fácil de comprender

+¿Puedo acogerme?

Si, todos tenemos derecho a equivocarnos y a tener una segunda oportunidad. Ahora, con esta ley, podemos empezar de cero, y sin deudas.

+¿Qué requisitos debo cumplir?
La ley nos exige cumplir una serie de condiciones que a continuación le detallamos:

– No puede estar condenado por ningún delito socioeconómico tal como falsedad documental, delito con la Seguridad Social o Hacienda Pública, o contra los derechos de los trabajadores en los últimos 10 años.

– Debe ser deudor de buena fe y que su situación de endeudamiento derive de un cambio en las circunstancias personales que conlleva no poder afrontar ahora sus deudas por haber perdido el trabajo, disminuir los ingresos en la familia, enfermedad, fracaso de un negocio anterior, separación, divorcio, etc.

– Tener una deuda mayor de 3.750 € y menor de 5.000.000 €.

+¿Qué deudas pueden entrar dentro del procedimiento?
Con la Ley de Segunda Oportunidad se pueden solventar todo tipo de deudas (préstamos, tarjetas de créditos etc , tanto si tienen pagos mensuales (estén o no al día los pagos) como si son deudas en las que se reclama la totalidad de la deuda, ejecuciones, avales, deuda que reclaman tras la pérdida de una vivienda en una ejecución hipotecaria al deudor o a los avalistas etc . Solo están excluidas las deudas por alimentos o de organismos públicos, como la AET, la Seguridad Social, etc.

+¿Cómo salir de mi endeudamiento?
Con la Ley de la Segunda Oportunidad conseguimos solucionar el problema de endeudamiento bien a través de un acuerdo extrajudicial de pagos con nuestros acreedores en la forma en la que podemos pagar, con relación a nuestros ingresos y necesidades vitales, siempre que sea posible, o bien declarándonos en estado de insolvencia si no podemos llegar a un acuerdo con los acreedores.

Cuando concluya el procedimiento con acuerdo dejará de estar incluido en listados de morosidad y podrá volver a hacer una vida normal con su deuda reestructurada pero si no hay acuerdo podrá cancelar la deuda con la liquidación de su patrimonio hasta donde alcance para pagarla, pudiendo pedir que la deuda restante le sea exonerada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies